Terapia | Arte y Terapia Gestalt

Nuestro Blog

Mantente al tanto de todas nuestras publicaciones en nuestro blog.

Aprende todo sobre el Arteterapia con nuestros consejos y descubre todas las actividades y eventos que vamos realizando.

Proceso terapéutico durante los Campamentos Exclusivos de Creatividad y Emociones

Publicado el 07/08/2017 a las 09:06

Durante 5 días, convivimos con los niños intensamente. Para los que los acompañamos, para mi y los terapeutas, es una experiencia emocionante y extraordinaria. Vemos a los niños como son. Esto lo propicia la convivencia, los ratos de jugar, las peleas entre ellos o los enfados con nosotras, o por el contrario las seducciones, las dinámicas que propongo, la hora de comer, la llegada, la piscina, la despedida... Y más allá, esos momentos claves que solo se producen en la continuidad del compartir. Cuando un niño se retira de sus iguales y busca nuestra compañía, cuando uno se enfada y se aísla y desconecta, cuando otro provoca traspasando las normas, cuando otro recuerda a todos lo que está bien y lo que está mal. Nuestra observación es continua. Y nuestra propia autoobservación como personas que sentimostambién.

Es fundamental el contacto interno del terapeuta, en el trabajo de ayuda.  Dentro del grupo  conformamos un solo organismo. Con diferentes roles eso si, pero relacionándonos en todo momento.

Todo lo que ocurre en los demás nos interpela y condiciona nuestra respuesta. Igualmente nuestra respuesta determinará el movimiento de ese todo.

Estar a la escucha de como me siento cuando un niño agrede por ejemplo, o no quiere hablar, es la mitad del trabajo.  ¿Qué me pasa a mi? ¿Me detona algo, o estoy en paz con eso? Desde ahí, conociéndome, puedo discernir si mi reacción y mi respuesta es verdadera para él o está contaminada por mis vivencias, heridas, negaciones que todavía no he visto o resuelto. Aquí entra en juego el trabajo personal de nosotros como terapeutas y nuestro compromiso de evolución.

La otra mitad es la escucha hacia él. Escucha auténtica en el presente, sin juicios, en plena atención. La escucha de lo que dice y de lo que no dice. La atención hacia su comportamiento, sus movimientos, gestos, acercamientos o retiradas según en qué momento se producen. La escucha de sus miradas y si son apagadas, brillantes, directas o esquivas...Desechamos el esto está bien y esto está mal. Nada, absolutamente nada en el niño está mal.  Sencillamente se manifiesta como puede.

Al mismo tiempo es muy importante la puesta de límites cuando son necesarios.  Los límites son puestos desde el amor, para su cuidado, autocontrol, respeto y aprendizaje. Y para su sentimiento de seguridad en el mundo.

De esta manera podemos ir penetrando en el alma del niño y en su personalidad. Viendo, oliendo, sintiendo qué necesita su almita. Cuál es la pildorita concentrada que le va a nutrir y curar sus primeras heridas. La magia que les relaja y calma sus defensas. Cada uno necesita la suya, especialmente compuesta para cada niño

5 días para sentir y para dar. Nuestra actuación consiste en regular todo lo que se va expresando. Redirigimos, cuestionamos, acompañamos, enseñamos  y amamos a los niños . La clave, más que la enseñanza, es el espejo que en el que se ve cada niño. Nosotros los terapeutas somos ese espejo. La realidad que creamos de aceptación incondicional y puesta de limites con amor es en donde se ven ellos para que comprendan por un lado que son Amor y por otro que vivir en la "Tierra" significa aprender los limites  tangibles, aterrizar  realmente en ella.

El canal del arte es el maravilloso medio gracias al cual los niños pueden expresar su mundo interno. Los 5 días de viaje, permiten trabajos que se pueden desarrollar y elaborar. Por eso me gusta llamar a estos campamentos aventura. Nunca sabemos por qué caminos vamos a transitar, qué sorpresas van a aparecer. Sin embargo la magia siempre se produce. Los niños a través del barro, la pintura, el teatro, del juego, o de las dinámicas proyectivas que propongo, entran a mostrarse tal cual son. Experimentar esto es realmente gozoso tanto para ellos en el momento de la creación como para nosotras acompañándoles.Después ya vamos "tirando del hilo"...

Y quiero contaros sobre algo especialmente importante que sostiene estos 5 días de aventura: EL DISFRUTE. Sin el disfrute, la aventura no tiene sentido. Siempre antes de empezar, me recuerdo a mi misma y al terapeuta y ayudante del equipo, que el principal objetivo, es que los niños y nosotros disfrutemos todos. Que las sonrisas y risas salgan de adentro frescas y autenticas. Buen humor, alegría y distensión. Porque los niños lo merecen y lo necesitan. ¡Porque la vida ha de ser una fiesta siempre!

Llámame al 685 373 993
Calle Martin Iriarte 15, Bajo A, Las Matas - Madrid
©2016 - 2018 Arte y Terapia Gestalt. Todos los derechos reservados.
Sitio web desarrollado por goOne