Nuestro Blog

Mantente al tanto de todas nuestras publicaciones en nuestro blog.

Aprende todo sobre el Arteterapia con nuestros consejos y descubre todas las actividades y eventos que vamos realizando.

De la Autoestima y Autoamor: 5ª parte. La madurez

Publicado el 08/10/2017 a las 09:54

La verdadera autoestima desde el enfoque humanista se fundamenta en la aceptación incondicional, es decir, sin condiciones, de todas nuestras partes: las brillantes y las oscuras. En el trabajo de desarrollo personal y apertura de consciencia, vamos poniendo luz en aquellas partes que permanecen ocultas en el inconsciente para poderlas ver con claridad, conocer sus repercusiones , su sentido y finalmente poderlas abrazar, darles un SI.

La aceptación incondicional significa madurez en la persona. En la infancia necesitamos la aprobación externa. La adultez supuestamente deberíamos tener todos los recursos internos bien establecidos para no depender de la aprobación de fuera. La aprobación en la infancia la confundimos con amor y lo que quedó aprendido es: necesito la aprobación del otro, es decir, el amor del otro. Y como lo necesito mucho, pero mucho, seré como quieres que sea. Por tanto, mientras no hayamos recibido otro tipo de educación, llegaremos a la adultez repitiendo este patrón, pero no habremos madurado. Aún, cuando la respuesta es de rebeldía.

Hay maduración cuando hay responsabilidad. Así que el primer paso hacia una autoestima saludable es crecer y dejar de dar el poder a lo de fuera, para yo empoderarme y otorgarme la aprobación  a mi mismo.

El segundo paso consistirá  en decidir a qué le quieres dar aprobación, si  únicamente a los aspectos de ti que responden positivamente a tus exigencias o probar a mirar en todos tus rincones, tanto los mas expuestos porque son los que te gustan como los mas escondidos porque son los que no te gustan. Todos merecen tu atención, tu cariño y tu ternura.  Todos son tu. Mirar y amar no significa indulgencia.  Solo que aceptas todo lo que hay en este momento, ahora , con tus luces y tus sombras. Incluye también la culpa y la frustración, y cualquier otra cosa que detestes pensar o sentir. Así como tus dudas y también tu vulnerabilidad. Por ejemplo rabia hacia alguien que se supone no deberías sentir, o una situación en la que no puedes dar más de lo que das, y  tu exigencia es de poder más todavía.

Cultiva la estima de ti mismo de forma global, no parcial. La estima sin dudas abre la puerta al amor. Esta ya en su umbral. De la estima, la consideración y de la empatía al amor. Encontrando ese lugar interno desde donde emerge una nueva voz que contempla sin juicios ni condenas, que acepta como una madre amorosa a todos sus hijos sean como sean.

Llámame al 685 373 993
Calle Martin Iriarte 15, Bajo A, Las Matas - Madrid
©2016 - 2018 Arte y Terapia Gestalt. Todos los derechos reservados.
Sitio web desarrollado por goOne